Asís Vendrell Aguilar

Cuando descubrí el Chikung y la meditación vi abrirse un mundo fascinante de posibilidades. Comencé a trabajar con las capacidades de la mente a través del cuerpo y viceversa, y comprendí que podemos moldear nuestro interior con las herramientas naturales que todos tenemos por hecho de ser conscientes. Entré en el mundo de mis emociones, me familiaricé con ellas, dejé de simplemente justificarlas para darles un canal constructivo. Esta labor es cada vez mas gratificante y liberadora, una fascinación que me ha llevado a compartir mis experiencias durante los últimos cinco años con el deseo de que más personas puedan beneficiarse.

Courses